Archivos del blog

¿Crees que acabar en una habitación de hotel con nuestros instintos desordenados es la peor tropelía de estar vivos? Hasta el olor de la piel se vuelve frágil cuando no hay nadie a quien amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario