Archivos del blog

No es que golpees al perro y el perro te muerda, el perro ya mordía antes de ser golpeado, el perro adoctrinado aniquila al creyente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario