Archivos del blog

Me gustan esas caídas de un esqueleto sobre otro, pues, a veces, los amantes se rompen la crisma con el romanticismo de los estampados.
Tal vez todo fuera demasiado encantador y encantado, y un amor así no puede sobrevivir a los laxantes ni a las sombras de las cortinas.

4 comentarios:

  1. Los amores de esqueletos nacen en las consultas para anoréxicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Brindemos por los nacimientos, sean los que sean!

      Eliminar
  2. Cuando los amantes se rompen la crisma tal vez es porque no hubo mucho amor o si lo hubo fue demasiado tenso como para que la cuerda se rompa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El amor!, tal vez el más clásico de los traumatismos... Las consultas de los especialistas están llenas de amantes escayolados.

      Eliminar