Archivos del blog

Orígenes

Prefiero entablar una relación con una hembra humana que con un chimpancé desconocido (si antes no nos han, debidamente, presentado). Lo último que haría es intentarlo con una dama distinguida; pero, seguro que es una cuestión de matices, de transparencia en las ilaciones y los vínculos afectivos entre especies. Tal vez una noción del lenguaje y la identidad, fácil de desterrar de las metáforas.
En el fondo me apetece yacer con el animal perfecto, desahuciado de su herencia social, desposeído de su conducta, desasistido de sus leyes y convencionalismos. Ser un perro para todas tus pulgas, una franquicia para que la empresa de nuestros parásitos se expanda libre por la desnudez coral de los amantes. No emprender el amor sin antes desaprender la piel, arrancada toda superflua comprensión de sus poros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario