Archivos del blog

¡Oh, Dioses, dadme fuerzas para soplar en el ano de un gusano y hacer un poema, para copular con un mosquito y llenarlo de alquimia! No consigo que una mujer se acerque a mi atractivo y mis otras virtudes no son suficientes para atrapar un insecto. Tengo que prodigar otro tipo de calambres: un amor desairado que no dependa de la gracia sino de la desgracia, para que el deseo quede atrapado en pegamento de roedores.



Oh, Deuses, dade-me forzas para soprar no ano dun verme e facer un poema, para copular cun mosquito e enchelo de alquimia! Non consigo que unha muller se achegue ao meu atractivo e as miñas outras virtudes non son suficientes para atrapar un insecto. Teño que prodigar outro tipo de cambras: un amor desairado que non dependa da graza senón da desgraza, para que o desexo quede atrapado en pegamento de roedores.

7 comentarios:

  1. Y si nos dijeras que copulas con el ave fénix tras resurgir de las cenizas? Ya, no te creería nadie pero y lo poético que queda.
    Desnudos y llenos para darnos a cualquier vacío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo hay que tener fe, la fe mueve montañas, y algún día la ciencia intentará lo innombrable, lo que ahora nos parece impensable. Copular con cualquier naturaleza es un acto altruista!!!

      Eliminar
  2. Ironía no le falta a tus letras y de alquimia está llena tu poesía, de mosquitos prefiero no hablar, no me creo nada.

    Petó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero hablar de mosquitos y no de poesía. Creo que hay que ser muy delicados con ellos porque quieren hacer sangre de todo. Les gusta la humedad, supongo que también se sienten húmedos y excitados y, por qué no, atractivos. La excitación crece y ya se sabe, a veces ocurre lo impensable: cuando aprieta el calor y se comparte la cama no hay lugar para ironías.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Si le quitamos el acento queda mejor!

      Eliminar
    2. Pensé en decir algo similar, pero ya sabes...

      Eliminar