Quiero que me lleves en tus brazos y me arrulles, que me beses y resoples con tus labios en mis mejillas. Que me atuses el pelo con tu saliva y me leas un cuento para niños (uno de hadas bobas y elfos precoces). Nos reiremos de los hombres alcantarilla, mierda de perro en los zapatos, que tropiezan al observar tus cachas. Cuando lleguemos a casa, tengo ganas de quitarme las babuchas y metértela toda, como un trapecista haciendo un doble mortal.

2 comentarios:

  1. No se que comentar a esto... :) jajajaja que se supone que eres? me has dejado toda loca... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un frotis vaginal o el genio infantil de la lámpara mágica.

      Eliminar