Archivos del blog

Siempre que soñamos a la mujer con el alma estúpida del deseo, tropezamos con la realidad de una parodia. Te amé para acabar siendo el inútil payaso de tu inconformismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario