Archivos del blog

El orbe no es nada sin los argumentos para una adoración subrepticia.

2 comentarios:

  1. El destierro de los santos, el abandono de sortilegios... el hallazgo de la fe necrosada. El hábito del encuentro clandestino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo eso, igual que un cielo latente...

      Eliminar