Archivos del blog

¡Patricia, Patricia, no sé si mis patricios acabarán en tu vajilla! ¿Qué hace que una mujer quiera ser pervertida de senectud?

2 comentarios: