Archivos del blog

En ciertos momentos tenemos un cuerpo en nuestra cama y sería preferible estar solos... La compañía es contraproducente para la soledad de los equisetos. Las mariposas no se acercan a nadie sin que un enigma parpadee en el aire. Por otro lado, las vacas pacen en paz y con paciencia.
Se adivina un paraíso y una belleza, pero todo paraíso tiene su infierno y a veces es necesario nombrarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario