Archivos del blog

Me gusta que los poetas se ofrezcan,  pero el ofrecimiento tiene que ser un diálogo, un vinculo, no un currículo o una mención de honores.  Ofrece tus letras al negocio de los iletrados, ofrece tus nalgas al vicio de los desalmados, que no tenga que pagar para oír tus jadeos, ofréceme la piel y el deseo.

4 comentarios:

  1. Acepta lo que te ofrezcan y si no es de tu agrado, no lo cojas...a otra cosa mariposa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo aceptar, donde se supone que hay humanidad, un mercadeo con los versos o una proclamación de medallas académicas.

      Eliminar
    2. Lo triste es ver tanto talento con tanta necesidad curricular!!!

      Eliminar