Archivos del blog

Si la intentas racionalizar, la felicidad se asusta y se da a la fuga.

García Ginés




¡Oh, Felicidad!, has dado con tu deshonra y ahora debes huir con la lencería rota y el gesto contrariado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario