Archivos del blog

Metí el prepucio en una nube de cielo, culo de avellana, para dar con las llaves del cochero y la decencia de los carruajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario