Archivos del blog

Las barcas yacen en la orilla y alguien ha perdido una hebilla del cabello. La realidad es simple como un arbotante o una tobera. La belleza inútil junto a la ola, varada en su edad; la belleza inútil junto a la ola, varada en su anhelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario