Archivos del blog

Incomunicados, difícilmente nos asaltan, nos exaltamos en nuestras vidas. Lo mejor es tirar de recursos caninos, a ojos de perro cuando muere la ciudad, uno que se enrede fácilmente con lo ajeno para enganchar la carencia de una satisfacción, de una conversación agradable sobre cacas y bolsas de plástico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario