Aún no estamos preparados para el advenimiento del poeta patógeno con su eterna poesía de irredención y su diarrea asociada a antibióticos.

 
Aínda non estamos preparados para a achega do poeta patóxeno coa súa eterna poesía de ningunha redención e a súa diarrea asociada a antibióticos.

2 comentarios:

  1. Todos los poetas patógenos empezamos de alguna manera conscientes de ello. Lo que te descompone no es el escribir, es el no hacerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estamos incluidos en ese club selecto de futura degeneración y proscritas palabras. No estamos preparados para lo que vendrá, y lo que vendrá no podrá ser contenido por ningún retrete. La incontención en la escritura, sin crítica, no merece demasiada consideración.

      Eliminar

Etiquetas