Archivos del blog

Los amantes se comen las bocas y el semen navega desplegando sus velas. A veces, la contradicción acaba en una cama sucia, marginal, o en el coño de un ácaro.
Vida rudimentaria, sin motivo aparente, sobre el desperdicio y el ala de la mosca. El gusano canta y La verga se arrastra con pútrido anhelo.
La larva se come la canción, la pestilencia de brea en el ombligo de Adán, y la pez regresa al ágape.

No hay comentarios:

Publicar un comentario