Archivos del blog

No nos podemos servir del servicio a menudo, de ahí la singularidad de amar. Tanto amor desperdiciado y tan pocos helmintos en lo vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario