Archivos del blog

Francamente creo en la superioridad del alma femenina. Allí donde el hombre sólo puede ser una cosa, ángel o demonio, la mujer es ambivalente: ángel y demonio al mismo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario