Archivos del blog

un pronombre que se dice despacio
por miedo a pronunciar
los puntos suspensivos…


 Sandra Garrido



Pronunciar los puntos suspensivos y dejar los pronombres a un lado. Los desdentados a los pechos del amarre, la trascendencia a la servidumbre de los cielos. Es difícil reconocerse en la seguridad de un mañana si asistimos a un presente sin memoria.

6 comentarios:

  1. Qué seguridad de almohada te da la inexistencia
    Qué colchón incierto sostiene somieres en el aire
    tenemos la esperanza de despertar cada mañana
    y ponemos la hora en en el despertador de la rutina
    pero quién tiene esa certeza
    mordamos el presente para saborear todos sus jugos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que los jugos se desparramen por la obscenidad de los labios; gloria de muertos vivientes comiéndose la sesera, y algunos vivos que caen en la trampa de sus depredaciones. ¿Cómo saborear el presente si no hay hambre en las jambas y la comida huye del paladar desacostumbrado? No queremos morder la manzana por miedo a tragarnos el gusano. Días de lluvia sin fin y no hay nadie cerca para apreciar los diluvios o guarecerse en ellos!!!

      Eliminar
  2. Tú RAUL, pareces no temerle a nada, ni a nadie zambulléndote en los puntos suspensivos q a los demás nos aterran ( te pido mil perdones por no publicar tu comentario, sé de tu lujuriosa filigrana literaria, de tu innata capacidad para trascribirlo todo al lenguaje de la carne y la concupiscencia jaja pero el resto de los mortales somos pobrecillos humanos literales y no quiero generar más confusión de la necesaria allí que aun sin quererlo a veces no te imaginas lo que se me monta ¿ me perdonas verdad? sé q sí. Lo guardaré para mi con el mismo cariño con el que sé tú lo has escrito y te dejo aquí un beso sin puntos suspensivos, con muchísimas admiraciones .. dominar tu lenguaje es un arte, desde q te leo a ti y a otros eruditos de las palabras, me he dado cuenta de cuantísimos idiomas desconozco… muchísimas gracias de corazón!… SANDRA habla otro idioma precioso que tb estoy esforzándome en aprender, el de ella me resulta más afín al mío, pero bueno, aun ando con ambos en la caligrafía de palotes… pero pongo mucho empeño, un día a lo mejor puedo saltar en ese colchón inmeenso de vuestras letras y tocar vuestras lunas ;)

    Por cierto, es verdad q están siendo días de lluvia sin fin y para que veas lo bien que te he entendido esta parte del comentario a SANDRA dentro de un momentito q voy a salir al diluvio, prometo guarecerme en tus palabras recordándote bajo mi paraguas para hacerte compañía un instante y así sabrás q n este diluvio no vas solo. Aquí ya vamos todos con todos en la cabeza .. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Prefieres salvaguardar el espíritu navideño con comentarios impolutos? Sabes que no me enfado porque tampoco pretendía que te hiriera mi denostada filigrana de lujuria. ¡Lo hice por el buen decorado y por darle un uso más apropiado a los abetos!
      No se trata de tocar lunas sino de ordeñarlas como lunáticos hasta obtener la luz de Diana. Todas las mujeres saben de colchones selenitas y lo apropiado de las sábanas y las colchas...
      Te acompaño en el camino de los paragüeros: ¡todos con todos hasta no distinguir la totalidad!

      Eliminar
    2. No, no, no ... prefiero salvaguardarme(nos) y no estar en boca de algunos memos e incluso psicópatas obsesivos q a veces leen mi blog, solo eso RAUL, por eso puse la moderación de comentarios hace tiempo. No me hiere nada de lo que escribes xque sé que no pretendes hacerlo, solo reeducar nuestras mentes pacatas jajaja lo cual mi querido RAUL es una ardua tarea porque muy a mi pesar a mi misma, me fabricaron con mente novencentista, por mucho que lo intente no me sale natural lo que a la mayoría sí, imagina a tu lado que vas pasado de frenada treitaicincomil pueblos jajaja no te pillo ni queriendo ... en fin, q soy lenta y lo d ordeñar no se me da bien, tampoco soy buena con las cosas d casa, no entiendo de sábanas, ni d mantas, ni de esas cosas solo salto mejor que nadie sobre las camas y gano en las peleas de almohadas, como a casi todo por agotamiento del contrario ;)

      jaja me gusta el camino de los paragüeros totales! la totalidad es única, los paragüeros tb;)

      Eliminar
    3. Es interesante cuando comentas..., claro que no sabes si estás dialogando con algún memo, psicópata obsesivo. Creo que iluminas demasiado tu blog con luces de bohemia que atraen a esa especie de ordeñacabras y peces abisales... En mi manicomio no se quedan demasiado tiempo a delinquir y no necesito moderar nada, aunque me atrae lo totalmente inmoderado.
      Desconfío del término "reeducación", prefiero las malos modales que se contrarrestan con un gesto.
      Me pone imaginar..., peleas de almohadas en la granja; y el granjero que no presiente nada, junto al paragüero, dejando su gabardina de invierno, dispuesto a descansar con sus desplumados animales de alcoba.

      Eliminar