Archivos del blog

Entreverándose en su retorcido, enmarañado cabello, el armisticio del sol. Ardiendo los días en la promiscuidad del instinto, navega hacia el claro próspero y se deja besar por la precipitación. La mano apresurada lame el cielo y las bocas entrelazan su salvaje hermetismo. Acudo a la demolición prolongada, la memoria del trago, la sequía y la sed.



Mesturando-se no seu retorto, enmarañado cabelo, o armisticio do sol. Ardendo os días na promiscuidade do instinto, navega cara ao claro próspero e deixa-se bicar  pola precipitación. A man apresurada lambe o ceo e as bocas entrelazan o seu salvaxe hermetismo. Acudo á demolición prolongada, a memoria do grolo, a seca e a sede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario