Archivos del blog

Un buen café y una buena compañía contribuyen a un imaginario perfecto. Todavía el grato sabor de los besos mientras se embalsaman los recuerdos. Hay que atar el corazón para infringirle un castigo de desprecio y se enterrará como un crustáceo en la arena. Ahora que vienen las fiestas qué tal un caparazón de cangrejo, arrancarle las patas y las pinzas hasta llegar a lo obsceno, para degustar la poesía en nuestros cuarteles de invierno. La vida impoluta regresará a nosotros en forma de banquete y nausea.



Un bo café e unha boa compañía contribúen a un imaxinario perfecto. Aínda o grato sabor dos bicos mentres se embalsaman os recordos. Hai que atar ao corazón para infrinxir-lle un castigo de desprezo e enterrara-se como un crustáceo na area. Agora que veñen as festas que tal un corpo de cangrexo, arrincar-lle as patas e as pinzas até chegar ao obsceno, para degustar a poesía nos nosos cuarteis de inverno. A vida impoluta regresará a nós a xeito de banquete e náusea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario