Archivos del blog

Tan largo como una circuncisión sin fin. Tan esperpéntico como la reencarnación de un muermo. Tan exagerado como yacer en sus labios. Tan preeminente que su cabello es una soga de ahorcado. Tan inesperado como un paseo por el vecindario. Tan prolongado que se abre lo lacrado. Tan lento que nos tienen que hacer la cama con nosotros dentro, y, a veces, se atreven a probar el infinito dentro de nosotros.



Tan longa como unha circuncisión sen fin. Tan esperpéntica como a reencarnación dun moermo. Tan esaxerado como correr-se nos teus labios. Tan preeminente que o seu cabelo é unha soga de aforcado. Tan inesperado como un paseo pola veciñanza. Tan prolongado que se abre o lacrado. Tan lento que nos teñen que facer a cama connosco dentro, e, ás veces, atreven-se a probar o infinito dentro de nós

No hay comentarios:

Publicar un comentario