Archivos del blog

Sutileza de Peredo

Me gustó la ternura y la delicadeza del poema, pero al mismo tiempo lo estaba imaginando a la inversa, incapaz de ponerle un diminutivo a la afrenta.
Quise llevarlo a mi terreno, a la pocilga, a la piara, no por agredirlo sino por ampararlo y recrearme en sus jamones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario