Archivos del blog

Para nosotros, que se nos da mal el arte de amar, la hermosura es una sopa de letras. Histriónicos del desapego personal, atamos las musas a nuestro fracaso y las azotamos con vehemencia hasta oír como el látigo restalla. 
Es mejor hacerlo con las feas y estar entretenidos resolviendo el crucigrama de los estremecimientos. Y ahora, que mueren las historias y revienta el calendario, se hipnotiza el mundo con una canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario