Archivos del blog

¿No es vano esperar lo que ha huido de nosotros hacia otra piel y otra conveniencia, lo que nunca ha permanecido en su integridad? Hay una involución programada en las reyertas, el gozo del amor y la obsolescencia de las lámparas. La evidencia es una batalla de almohadas con  tímidas adolescentes perjurándose. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario