Archivos del blog

Hemos de pactar los tiempos, y éste ha de ser el encuentro. No más llamadas ni rameras palabras al vencimiento. Ya puestos, puedes lavar en la mezquindad de otros ojos, el ultraje y las llagas de los arrepentidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario