Archivos del blog

No te diré dónde la voz se hace infructuosa si rescata peces y atraviesa redes de presunción. Me gustaron tus palabras y las ensalzo como ciertas: "Entre las olas hay majestuosas perspectivas... El ejercicio, pues, no es sólo ver la luz al otro lado sino también verla aunque ese otro lado no exista".

No hay comentarios:

Publicar un comentario