Archivos del blog

La libertad está en las palabras que encadenamos y ya tengo el final apropiado para estos versos, no es un ominoso final. Ojala hubiera un crece-pelo tan fuerte como el olvido, pues Dios ha escrito en nuestras entrañas, la afirmación y la belleza de sus decepciones.



A liberdade está nas palabras que encadeamos e xa teño o final apropiado para estes versos, non é un ominoso final. Oxalá houbese un crece-pelo tan forte como o esquecemento, pois Deus escribiu nas nosas entrañas, a afirmación e a beleza das súas decepcións.

No hay comentarios:

Publicar un comentario