Archivos del blog

Yo, más que tú, fui el osado amante de los cuerpos. ¿De qué sirve la literatura si no excedemos el burdel de los ojos?
Yo, más que tú, quise dormir en tus callejas, al lado de los despojos, amparado en tu belleza. Yo, más que tú, deseé profundizar en nuestro encuentro para gozar el verdadero idilio.
 
 
 
Eu, máis que ti, fun o ousado amante dos corpos. De que serve a literatura se non excedemos o bordel dos ollos?
Eu, máis que ti, quixen durmir nas túas quellas, á beira dos refugallos, amparado na túa fermosura. Eu, máis que ti, desexei profundar no noso encontro para gozar o verdadeiro idilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario