Archivos del blog

Pesadez de lo innombrable en lo terrible... La única forma de olvidar a una hembra es yacer con otra hembra, caballería prusiana y una Cruz de Hierro en el escroto. ¡Oh, poesía, sedúceme con una caricia de tu indignidad que yo pondré en ti un alma de zapadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario