Archivos del blog

En el amor, al contrario que en la naturaleza, la certeza es la involución. Pasas de convertirte en follatodo a follamigo, follanada y follamierda, hasta que te sientes un Australopiteco del sexo.

6 comentarios:

  1. Que triste llegar a esas certezas.
    Mi certeza es la evolución. Y puedo desmontar a todo aquel que me venga con el que el amor se agota
    ni que fuera una caja de cerillas
    háblame de pasiones de enamoramiento de caprichos
    pero la palabra AMOR pocos la entienden
    por eso todo queda en follar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo todo se agosta, los lazos, la sangre... ¿Cuál es la necesaria evolución del amor?

      Eliminar
    2. El envoltorio es lo que se agota y envejece.

      Eliminar
    3. Tal vez tengas razón, Sandra, no hay un absoluto para definir las cadencias y puede que tampoco un relativo para englobar el amor. La evolución o la involución son procesos... Es cierto que follar no tiene nada que ver con vincularse o adherir sentimientos, cuando procuramos esa conexión, tan especial, crecemos por dentro y es fácil alcanzar un cielo.

      Eliminar
  2. Me cuesta creer que el amor se acabe, lo que pasa, creo es que tenemos un concepto irreal de él (alimentado por años de mensajes erróneos) y, a la que se termina el cosquilleo estomacal -o poco después- nos sentimos decepcionados y entonces llegan las rupturas y los re/des-encuentros...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es una inagotable fuente de discordias y casi es mejor que empiece y termine como un cosquilleo.

      Eliminar