Archivos del blog

Si nos volvemos a encontrar, si alguna vez yacemos juntos, sólo te pido que me mientas, que me mientas el amor y las caricias... Que me digas: te quiero, te deseo, te amo... Comentan que una mentira a fuerza de repetirse se convierte en certeza, y yo necesito la evidencia de tus ojos, un plenilunio bajo las estrellas. Necesito mentirle a la nada, a la prudencia y al abandono.

Miénteme la humanidad y la sangre, la dignidad y el capricho; miénteme la hipocresía. Miénteme la cera de los oídos, la desnudez, el tacto, la comprensión, la entrega. Miénteme la orfandad, la simetría, la carencia; miénteme un corazón.

Si la poesía es un juego de farsantes, el amor es un arte de tahúres. Después, cuando todo termine, podrás seguir con tu vida, podré sentirme viejo y cansado, y tú podrás buscar tus zapatillas.

Nos echaremos repelente de alma para lavar el olor y el sabor de los besos, para blasfemar el crujido de nuestros huesos. Me hallaré perdido como un Homo Antecessor sin bolígrafo para escribir la sordidez de tus labios y querremos morir donde mueren las promesas.

Pero ahora sólo nos sirve el cielo del embuste. El exalto también se puede malversar. Miente la contradicción, el abrazo, y engañémonos de pasión como los perros.

Dime que no te molesta esa fragancia, dime que deseas el maíz en la mazorca y los copos en la boca. Soy un sembrado en tu yermo, soy un enjambre en tu miel, sidra de tu pomar. Soy una campana que toca a eternidad.

Acaricia mis sienes con tu ocaso, animal travestido de lluvia. Miénteme el amor y su fracaso, miénteme la cobardía y el error. Hagamos lo impensable para distraernos de este mundo anodino e intrascendente.

Seremos cometas haciendo cabriolas, contorsionando el aire. Podemos secuestrar la oscuridad y maldecir a los fantasmas que prevalecen en nosotros. Quiero tu lengua en mi cáñamo, tu tabaco en mi arteria, la indiferencia lejos del trago, miénteme el amor y su milagro...



Se nos volvemos atopar, se algunha vez xacemos xuntos, só che pido que me mintas, que me mintas o amor e o afecto... Que me digas: quero-te, desexo-te, amo-te... Comentan que unha mentira a forza de repetir-se converte en certeza, e eu preciso a evidencia dos teus ollos, un plenilunio baixo as estrelas. Necesito mentir-lle á nada, á prudencia e ao abandono.

Mentir a humanidade e o sangue, a dignidade e o capricho; mentir a hipocrisía. Mentir a cera dos oídos, a nudez, o tacto, a comprensión, a entrega. Mentir a orfandade, a simetría, a carencia; mentir un corazón.

Se a poesía é un xogo de farsantes, o amor é unha arte de timadores. Despois, cando todo remate, poderás seguir coa túa vida, poderei sentir-me vello e canso, e ti poderás buscar as túas zapatillas.

Botaremos repelente de alma para lavar o cheiro e o sabor dos bicos, para blasfemar o rumor dos nosos ósos. Acharei-me perdido como un Homo Antecessor sen bolígrafo para escribir a sordidez dos teus labios e quereremos morrer onde morren as promesas.

Pero agora só nos serve o ceo da argallada. O exalto tamén se pode malversar. Mente a contradición, o abrazo, e engánemo-nos de paixón como os cans.

Di-me que non che estorba esa fragrancia, dime que desexas o millo na mazurca e os copos na boca. Son un sementado no teu ermo, son un enxame no teu mel, sidra do teu pomar. Son unha campá que toca a eternidade.

Acariña as miñas tempas co teu solpor, animal travestido de choiva. Mentir o amor e o seu fracaso, mentir a covardía e o erro. Fagamos o impensable para distraer-nos deste mundo anódino e intranscendente.

Seremos cometas facendo cabriolas, contorsionando o aire. Podemos secuestrar a escuridade e maldicir ás pantasmas que prevalecen en nós. Quero a túa lingua no meu cáñamo, o teu tabaco na miña arteria, a indiferenza lonxe do grolo, mentir o amor e o seu milagre...






2 comentarios:

  1. Muy sentido y poético, sin duda. Podemos mentir cuánto y cómo nos de la gana, la cuestión es que el cuerpo no se aviene a embelesos, y si se aviene es que no son necesarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay entrega y no necesariamente un sentimiento de amor o pasión. En la entrega podemos buscar el placer material sin tener en cuenta otras circunstancia o tenerlas en cuenta y necesitar algo más. Las relaciones son complicadas y las emociones también.

      Eliminar