Archivos del blog

El abanderado es el más estúpido de los románticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario