Archivos del blog

Y si te dan una hostia y te saltan las muelas y después tienes que jugar al rompecabezas de la caries o enseñar a una niña a juntar poesía con barbitúricos y más tarde tu quijada sólo sirve para pastar rastrojos que mean las muñecas de porcelana y tu boca sangra el idilio del beso y la bilis de las moscas te persigue hasta la extenuación entonces pon tu diente mi amor donde no lo encuentre el ratón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario