Archivos del blog

¿Qué ocurre cuando pierdes la palabra de la rosa, la visión de la rosa y el aroma de la flor? ¿Dirías que no existe lo innombrable, lo que no se ve y no exhala, o es que tal vez has quedado mudo, ciego y sin olfato? Sin embargo hay otros sentidos, hay un sonido que nos devuelve los pétalos y una espina clavada en la piel del tacto... Incluso sin estas cosas, en el completo vacío, en la completa negación perceptiva, el espíritu inabarcable está presente.

2 comentarios:

  1. No diré que me dejas sin palabras, porque la verdad es que me dejas con tantas sensaciones, reflexiones, que no sé ni cómo expresarlas coherentemente y con palabras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una reflexión sobre otra hasta quedar absortos y perplejos tiene sus fundamentos en lecturas y pensamientos cercanos.

      Eliminar