Archivos del blog

Demasiada perfección tiene sus inconvenientes: como tener el culo, el coño y las tetas en la boca, y no llegar nunca a empalmarnos.

2 comentarios: