Archivos del blog

Ayer,  tras la poesía de los fardos, quise encontrarme con su pico pero el ave ya había volado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario