Archivos del blog

Manda la casa al diablo y piensa en lo que harás en el tiempo de martillear un clavo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario