Archivos del blog

Debe ser el hombre, con su negra calabera, quien conduzca a la mujer al negro altar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario