Archivos del blog

Da mucho asco compartir la casa con un poeta, un heterónimo, un anónimo o un seudónimo...

4 comentarios:

  1. Pues vayas ostias...
    Si vomitas porfa, me lo grabas y me lo envías... (Por ver si vomitas poemas)
    Porque quitando lo de poeta, las otras tres no hay modo de evitarlas.
    ¿Vale como primperan si te digo que me llamo María? jejeje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, me lo pensé en serio lo de comentar, eh?

      Eliminar
  2. Pero, ¿la poesía no debe alejarse del vicio de los nombres y, más aun, de los nombramientos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé.
      El caso es que como menos poeta todo lo demás lo soy, jejj... Me preguntaba si no te daría cólico tenerme por aquí, jeje...

      Eliminar