Archivos del blog

No me interesa para nada la naturaleza de las algas, aunque sean bellas bajo los reflejos de una tormenta. Mi único placer consiste en atormentar tus nalgas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario