Archivos del blog

Puedo sentir el olor de los naranjos y la flor en los ojos, pero para el amor hay que profundizar bastante en las maldiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario