Archivos del blog

El río que era un vergel es ahora una cloaca, y acabará siendo un vergel... ¡Oh, cuánto añoro el vergel de tus bragas!

2 comentarios:

  1. El adviento se demora y el oasis es demasiado osado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es adviento, cualquier demora no es más que una pausa hacia lo inevitable.

      Eliminar