Archivos del blog

Cuando el poema llama a sus corsarios hay que abrirse de piernas a la completa piratería; y ahí sí, quemar las naves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario