Archivos del blog

Si tengo sucio el corazón me cambiaré de pantalón, orearé los calzones en pepitoria con vinagreta de calcetines. Si  tengo agria la razón, sabes que no cambiaré de chaqueta, pondré el alma en salazón y (a) exfoliar la bragueta.

6 comentarios:

  1. ( te faltó una ( a) antes de... esfoliar : ) pero no sé si esta limpieza culinaria de interiores es recomendable para paladares de olfato fino, me da que la roña agria aun en vinagreta sigue siendo poco apetecible ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que a la bragueta le faltaba algo antes de la exfoliación... Depende de lo susceptible de la compañía!!!

      Eliminar
  2. Si tienes sucio el corazón mejor haz caso a la razón, aunque esté agria, olerá mejor que un sucio corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La razón no se muestra siempre tan aseada y tan pulcra!!!

      Eliminar
  3. Yo siempre he preferido un corazón sucio y visceral a una pulcra mente fría...
    O como decía mi abuela: De las aguas mansas me libre Dios, que de las recias y turbulentas me libro yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suciedad de una mente pulcra y fría es la más peligrosa...

      Eliminar