Archivos del blog

Ven a mi cama,  somete las sábanas y acuéstate como un muerto con la muerte, hasta que nuestro poema hieda a  pasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario