Ir al contenido principal
¡No hay palillos en el cielo! No se necesitan para mamar de las nubes.

Comentarios

  1. Ni palillos, si lo que se ingiere es líquido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente..., pero es pésimo el servicio de comedor si no se piensa en la contingencia de una muela!!!

      Eliminar
    2. jajaja me parece a mi que en el cielo no hay ni palillos, ni muelas, ni ná...

      Eliminar
    3. Puede que no haya siquiera un lavabo!

      Eliminar
    4. me parece que tampoco XD jajaja

      Eliminar
  2. Para mamar, sea lo que sea, no se necesitan dientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que eso mismo sea un punto de inflexión...

      Eliminar
    2. Y sino, ya sabes, prueba con llorar...

      Eliminar
    3. ¿Te han llorado alguna vez para llegar a lo que ya sabes?

      Eliminar
    4. Pues sí... hubo quien con su llanto lograba casi cualquier cosa de mí.

      Eliminar
  3. Cirros, nimbos, nubarrones... ubres celestiales, cielos que acogen derraman y gotean... a veces también salpican.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... Es un lugar donde tampoco hay pañales ni los ángeles se distinguen por su limpieza, aunque existen lenguas menesterosas que acogen todo lo derramado.

      Eliminar
  4. jaja puede que halla pinchos de tortilla de nubes a las finas hierbas de Andrómeda y biberones de vía láctea templada con algún cometa de entrante borrascoso salpicado de aguaceros intermitentes ... y mira, para comer todo esto tampoco se necesita dientes, solo una mente enloquecida y hambrienta, la mía ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda una mente con flato pero menesterosa en las erudiciones...

      Eliminar
    2. ¿Estas bien Raul? - es q te leo poquísimo y a unas horas muy de madrugada comentando.
      Espero que sí y que mis hipos mentales no te molesten ! lo siento, me salen y ...

      Eliminar
    3. ¡Estoy bien! Ya sabes que adoro los hipos mentales. Del resto..., motivos laborales y familiares me apartan de las musas.

      Eliminar
    4. Ok! entonces todo perfecto, ahora solo queda que en cuanto se te pase tu hipo y te vuelvan las ganas, escribas algo de eso estrafalario y harapiento que tan bien escribes tú ; )

      Buenas noches RAUL!

      Eliminar
    5. Eso está bien! Es bueno que recuerdes mis condiciones para la indecencia!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POETÍLICOS

- ¿Cruces blancas en lo rosa? Si hay satisfacción, al desastre no le importa el sastre...
- Ya sabes, al final la muñeca diabólica siempre seguirá siendo muñeca... sastre y medidas férreas de lo que al "placer" se refiere.
- Prefiero la maldad de una mujer, incluso las bondades de una mujer con el mal... ¿De qué sirven los trajes cuando la piel es la medida?
-A veces vestiduras y pieles sufren de remiendos... hasta Satán sucumbe ante la costura de una mujer... de una muñeca también.
- ¡Satán jugando a las peponas! ¡Fascinante tentación!

Místicos deseos

Una melena prodigiosa que casi tapa el prodigio... Sobre el embiste, anteriormente citado, si no pone a prueba la consistencia del lecho me hace dudar de sus pretensiones. Si a una mujer se le da bien hacer habitaciones, el firme propósito de un hombre es deshacer su creación, deslegitimar su obra (no pensamos en follar sino en profanar colchones). Tengo la firme convicción de que cuando una mujer piensa deliberadamente en el amor es que la cama no está bien hecha, no le agrada totalmente, e intenta recomponer el dobladillo de las sábanas.
Ábrete como una flor al recuerdo, suicida con tus pasos las horas, porque nadie merece un tiempo de olvido... Vuela como una polilla hacia la eternidad de la luz, que no nos sirva la condescendencia de excusa ni la nocturnidad de abandono. El amor todavía es una quietud de sábanas limpias y un demonio que dormita desalojado de sus posesiones. Dios ha criogenizado tus lágrimas para resucitar la hermosura, y el alma despertará de su sueño para nidificar en lo alto.