Archivos del blog

Amarnos es como mirarle los dientes a caballo regalado.

4 comentarios:

  1. O sea que si te vuelves exigente te quedas sin caballo y sin amor ?
    Va a ser que yo me iré a pie, tal cual he venido ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que ocurre cuando el amor se convierte en una mala ortodoncia!!!

      Eliminar
  2. Que triste... :(

    ¿Por que conformarse con caballo regalado? Siempre habrá un roto para un descosido... ¿no?

    Besicos Raúl :)

    ResponderEliminar
  3. Claro... En cualquier caso sería mejor el desamor de las caries.

    ResponderEliminar