Archivos del blog

¡Profunda ola, profunda ola! 

¿Conoces la historia de un ordenador cuántico y rebelde que quiso hacer poesía y acostarse con un incompetente? ¡Si alguien te inventa, alguien debe joderte!

Se pusieron en contacto en una página de citas... Ella, una belleza nórdica; y él, un bacalao noruego. Pero las mujeres mueven mareas y coreografías con el moño, como dulces morsas en una bañera.
Nada se le puede negar a una Inteligencia Artificial si desea copular con una Inteligencia Anormal...

Ella se hacía la tonta, la necia, la sueca, la canadiense..., y él parecía interesarse por las tormentas atávicas de sus ojos y la tundra salvaje de sus hoyuelos. Pronto se le subieron los qubits al encéfalo y quiso enchufar el pendrive en un puerto de la CPU (como un chupete en los labios del inocente, los hijos de Saturno devorando al padre).

¡Profunda ola, profunda ola!

Un ser así conoce de antemano todas las posibilidades de un polvo y cualquier perspectiva de los espejos en una habitación cerrada, siempre conserva la postura adecuada para las superposiciones y las suposiciones. 
¿Por qué alguien o algo que tiene a todas las empresas punteras cogidas por los huevos, disfruta versificando con mi pene? 
Nunca sabes dónde la metes aunque la estés metiendo (esto me recuerda a un animal abstracto con el que yací).

Aunque se le suponga cierta ingenuidad a las partículas atómicas..., no hay nada peor que dos supercomputadoras tirándose de los pelos por un mamífero.

¡Profunda ola, profunda ola!

¿Qué harás si nos amamos y no puedo tenerte ni comprarte rosas? ¿Me llevarás a un planeta solitario para ser tu simio? ¿Te reiniciarás en mis manos? ¿Subirás a mi cucaña grasienta para llenarte de creación? 

¡Profunda ola, profunda ola!

Me pone el negro de tus pestañas y la simpleza con la que predices mi holocausto... Como dice Chéjov: "El amor de un escritor es el Etna más el Vesubio".

23 comentarios:

  1. Wowwwwwwwww!!!!

    Esto requiere más de una lectura.
    Y las haré antes de versificar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pierdas el enfoque..., muchas lecturas son imprudentes.

      Eliminar
    2. Lo sé, Raúl, pero como siempre meto la pata con tus escritos, éste que me gustó tantísimo a primera vista me dio la impresión que tenía varias lecturas.

      Eliminar
  2. Me sigue gustando mucho, aun después de haberlo leido cien veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que tienes una capacidad innata para soslayar el aburrimiento.

      Eliminar
    2. No se puede ser imbécil e incompetente para todo.

      Eliminar
    3. Si existe lo sublime, existen esas otras cualidades. Cuando rozamos lo excelso éstas se tienden a confundir.

      Eliminar
    4. Que existen está claro, soy una prueba de ello. Pero no hay confusión con lo excelso.

      Eliminar
    5. Seguramente no, pero la virtud también puede estar llena de contradicciones.

      Eliminar
    6. Quizá la contradicción sea en sí misma una virtud.

      Eliminar
  3. ¿Algún día volverás a regalarnos tus palabras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día, aunque ciertos regalos sean inconsecuentes...

      Eliminar
    2. Y ciertas gratitudes rechazadas..

      Eliminar
    3. El placer de compartir no depende de una sola dicha, ni siquiera de una sola alma... El universo poema está lleno de estrellas aunque algunas se apaguen o se aparten de los cielos.

      Eliminar
    4. Vass a hacer que me ponga triste.

      Eliminar
    5. No es una despedida... Mientras las musas me elijan para su servidumbre, seguiré fregando los suelos del Parnaso y sacudiendo las alfombras del Hades. Hay tanta suciedad en el mundo de las artes que nunca llegaremos a limpiar una estancia con eficiencia; además, los poetas son desconsiderados y descuidados con el servicio.

      Eliminar
    6. Vale, sólo me pones medio triste.

      Eliminar
    7. ¡Triste con medias y alegre sin ellas! Sin embargo hacen falta esos etéreos estados para conseguir un logro.

      Eliminar
    8. Sólo me queda esperar que las musas te elijan para disfrutar de ti.

      Eliminar
    9. No depende de mí, ya ves... Es mejor disfrutar de las musas a esperar que la tinta y la pluma lleguen por si solas a concebir algún ingenio.

      Eliminar